El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

13 marzo 2018

En Chalatenango a Bukele se le enredan los voltios

En Chalatenango, Nayib Bukele se quejó de que lo acusan de no proponer nunca nada y afirma que ha hecho muchas proposiciones, pero para acallar esas acusaciones iba a hacer varias allí en ese lugar. Una de ellas fue enunciada de esta manera : « es necesario recuperar la cuenca del Lempa y nosotros lo vamos a hacer ». Y a esta proposición le agregó la quimérica y poco precisa promesa de la creación de miles y miles de empleos para los jóvenes. Habló con entusiasmo, repitió lo de los miles de empleos tres o cuatro veces. No obstante no dijo nada, pero nada de qué recuperación se trata, ni qué tipo de empleos, ni tampoco qué tipo de empresas darían tantos empleos a tantos jóvenes. Como futuro estadista salvadoreño omitió ponerle cifras claras a ese proyecto de recuperación de la cuenca del Lempa. En su entusiasmo se le olvidó que el Lempa no es un río departamental, sino que la principal corriente de agua de todo el país, que al lado de Chalatenango y lindantes del Lempa hay por lo menos dos departamentos.

En su discurso llegó a la demagogia extrema y mostró su falta de seriedad y su escasa capacidad intelectual. No solo porque no cifra y explicita su propuesta, sino que arrastrado por la entusiasta y alegre acogida de la asistencia a encuadalar su reconquista de la cuenca del Lempa, se acordó repentinamente que un su asesor le avisó que tres cuartos de la producción de energía eléctrica se realizaba en el curso del Lempa. Y como se trataba de congraciarse con los chalatecos simplemente le adjudicó al departamento la propiedad de esa energía y aseguró que la energía que se consume en el país proviene en tres tercios de Chalatenango. Esto tiene una consecuencia, Chalatenango tiene que ser recompensado con dinero por este favor que le hace al país. Este raciocinio infantil del autoproclamado candidato presidencial trató de justificarlo con las exportaciones de un país a otro y en su delirio afirmó que también se hace de región a región en muchos países. Sería muy cruel pedirle ejemplos. Todas las represas que están en el Lempa de igual manera le pertenecen a los otros departamentos lindantes, como Cuzcatlán y Cabañas. Hay algo que se le ha olvidado al asesor que le sopló esa nueva y genial idea, es que las represas fueron construidas con el dinero de toda la nación, que esas empresas son nacionales y no departamentales. Y es este el origen del financiamiento con el que se propone recuperar la cuenta del Lempa. Una parte sustancial de las ganancias,  según Bukele, tiene que ser devuelta a Chalatenango para su desarrollo y para la recuperación de la famosa cuenca del Lempa.

Como me pareció exagerada e inexacta la cifra sobre la producción de energía procedente de Chalatenango, consulté el sitio oficial del Consejo Nacional de Energía y el reparto de fuentes de energía en El Salvador es muy variado y la producción eléctrica está muy lejos de ser mayoritaria, aún menos los tres cuartos como le soplaron los asesores a Nayib Bukele.

También en Chalatenango, Bukele piensa usurparle a la Universidad Nacional su autonomía y sin consultar con las autoridades universitarias les promete a los chalatecos una Universidad. El ya tiene dos terrenos...

3 comentarios:

  1. Excelente entrada, querido Carlos. Semiótica, volver a entender que dicen realmente los discursos, más allá de la parafernalia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:57 p. m.

    Creo que si tengo pensado construir mi casa puedo comunicarselo a mis amigos vecinos familiares, en alguna fiesta, la forma en la que lo haré podría variar de acuerdo a las condiciones de el momento en el que me decida hacerlo y no necesariamente saber las cifras exactas de cuanto me costará , lo que haga Bukele en base al pensamiento progresista que dejó ver no lo considero demagogia, es una ideología con la cual se pretende traer progreso a un lugar olvidado , en fin lo que no logro comprender es por qué los que nos han gobernado prometen y prometen y que se ha cumplido un 10% más o menos?. creo que tela que cortar hay para todos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La comparación no es razón: cuando le contás a tus amigos tus intenciones de construir tu casa, no te estás comprometiéndote con nadie, pero cuando lo que pretendés es ser el jefe de un Estado y vas a un departamento y le hablás no sólo a los de ese departamento, sino a todo el país, tenés que tener claro que es lo que vas a hacer y cómo lo vas a hacer. Pero en este caso, las omisiones son muchas, no dijo ni siquiera en qué consiste esta "recuperación de la cuenca del Lempa", luego habló de empleos, he sido yo el que he supuesto las empresas, Bukele ni siquiera se refirió a ellas. Muchas preguntas quedaron en suspenso. La demagogia consiste en ir a acariciarle el lomo a los chalatecos, como si fueran gatos y estos en una especie de obnubilación ronronaron con sus aplausos. Los que allí estaban presentes.

      Pero no sólo está esa promesa vacua, sino que también el hecho de entregarles como suyo lo que le pertenece a toda la nación. El agua que se estanca en los embalces y que luego se vierte en las represas no le pertenece a Chalatenango y mucho menos las represas. Esto es simplemente una fantasía infantil y un tanto falta de seso. Pretender que lo que es común, lo que es de todos los salvadoreños, que fue financiado por el presupuesto general, de repente deja de ser de todos por el capricho de un demagogo en busca de fáciles aplausos es aberrante. Pero su argumento de que Chalatenango produce la mayor parte de la energía del país y es por eso que hay que retribuirle en particular se le desborona pues es falso, además de lo absurdo del raciocinio. Pues hay que imaginarse si cada departamento comienza a pedir que se le retribuya por lo que le da al país.

      Los otros gobiernos anteriores no han cumplido nunca sus promesas, esta promesa de Bukele no puede ser cumplida, pues es aberrante. Pero nuestro candidato democráticamente autoproclamado ha tratado y trata de diferenciarse de la partidocracia, de las cúpulas partidistas y no lo logra, no puede hacerlo. En el sistema en que funciona, con las pretenciones de "conquistar" el poder y ser el caudillo del país lo aleja de la democracia prometida.

      Eliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.